¿Qué es el hormigón impreso en Guadalajara y
cuánto cuesta el metro cuadrado?

Si quieres poner suelo tienes a tu disposición una gran cantidad de opciones por las que puedes decantarte.
Independientemente de si pretendes colocarlo dentro de una casa, en el exterior de la vivienda o incluso en
espacios profesionales como un comercio y una oficina, el listado de posibilidades es muy amplio.

A lo largo de las dos últimas décadas, algunas de ellas han obtenido una gran fama por varios aspectos muy
positivos. Así lo demuestra el hormigón impreso en Guadalajara.

Si no sabes en qué consiste exactamente, en primer lugar conviene que averigües qué es el hormigón
convencional. Básicamente consiste en un tipo de material que se utiliza mucho para construir, aunque
quizá lo conozcas bajo el nombre de concreto.

 

Para que el hormigón sea fabricado hay que combinar diversos productos. Aunque todos ellos tienen
importancia, el más destacable sin duda alguna es aquel que se conoce como aglomerante. El tipo de
aglomerante depende de cada fabricante, pero en líneas generales casi siempre se suele optar por un producto
hidráulico: cemento Portland.

La fórmula abarca otros ingredientes que tienen su propia relevancia, tales como la mezcla de agua con
determinados agregados que los fabricantes también pueden elegir. A pesar de la amplia lista que tienen a
su entera disposición casi siempre los agregados escogidos son la arena o la gravilla. En función de qué
ingredientes elija la marca encargada de su fabricación es obtenido un producto que presenta unas
determinadas características.

Después de incluir en la mezcla una serie de aditivos procede a ser obtenido el hormigón o concreto, el cual
destaca por ser ideal para cualquier construcción. Se usa muchísimo en Guadalajara tanto por su dureza
como por otras características esenciales para construir, demostrándolo lo maleable que es y la gran
capacidad de adherencia.

Ahora que ya sabes qué es el hormigón toca profundizar en el impreso. Primeramente el profesional se
encarga de llenar de hormigón fresco aquella superficie que vaya a ser tratada. Seguidamente se coloca
en la parte superior un producto endurecedor: el mortero


CONTACTA CON NOSOTROS

Aunque no en todos los casos, en la mayoría de colocaciones de suelo de hormigón impreso en
Guadalajara el mortero que se utiliza presenta un determinado color que escogen los clientes. Una de las
tonalidades más habituales es la marrón, ya que gracias a ello se consigue dar forma a un conjunto que
recuerda mucho a la madera.

A continuación son utilizados moldes de diversas formas. Dependiendo de ellas, el suelo de hormigón
impreso en Guadalajara pasa a tener un diseño u otro. Y es que los moldes, al ser aplicados encima del
mortero, generan una textura, un estampado o un determinado relieve. El resultado es realmente bueno al
imitar varios tipos de materiales nobles, sumándose a la madera otros muy bien valorados por los
castellanomanchegos como la piedra y la pizarra.

Con este procedimiento puede generarse una superficie que recuerda enormemente a los típicos adoquines,
amén de losetas que parecen ser de cerámica. Sea cual sea el resultado, encima de cualquier forma
geométrica elegida por el cliente es debidamente utilizada una resina. De esta manera todo el hormigón
impreso en Guadalajara queda protegido sin que el mal tiempo o el paso de los años le pasen factura.

Este es el precio del metro cuadrado

Si la superficie a tratar en Guadalajara es de bastantes metros cuadrados, el profesional que se encargue del
procedimiento no dudará en aplicarte un buen descuento que será definitivo para que te decidas por su
presupuesto. Por otra parte, si el suelo al que pretendes dar forma es más bien de tamaño pequeño, puede que
el precio aumente.
La media suele ser de unos veinte o veintidós euros por cada metro cuadrado de hormigón impreso en
Guadalajara. Si se aplica el descuento recientemente mencionado tal vez incluso solo tengas que pagar
aproximadamente quince euros, duplicándose la cifra para aquellos proyectos realmente pequeños.

Ventajas y usos del hormigón impreso en Guadalajara

Precisamente ahora que hemos mencionado los precios del metro cuadrado sale a colación una de las
ventajas más importantes que se resume en la calidad-precio, una relación que los usuarios de hoy en día
tienen muy en cuenta.

El precio es bastante asequible, lo cual sorprende valorando los beneficios del material en sí, tales como
el reducido mantenimiento: simplemente has de limpiarlo con agua y renovar la capa de resina cada dos
años o como mucho tres. De esta manera la superficie continuará presentando un estado perfecto sin que la
lluvia u otras condiciones meteorológicas adversas dañen el conjunto.

Finalmente hay que hablar de otra ventaja que también es valorada muy positivamente por los consumidores.
Nos referimos a que no se ven obligados a realizar obras de ningún tipo, ya que colocar hormigón impreso
en Guadalajara es bastante sencillo. Es por este motivo que poco a poco va dejándose ver más en espacios
como jardines -evitando los quebraderos de cabeza del césped natural o artificial-, fachadas en caso de
colocarlo verticalmente y otros entornos como las piscinas.

Escríbenos a través del formulario