Hormigón impreso Illescas

¿Qué es el hormigón impreso?

El hormigón impreso Illescas es una técnica decorativa que emplea un mortero endurecedor compuesto por una serie de diferentes materiales encima de una superficie de hormigón fresco. Los materiales que componen el hormigón aplicado son: el cemento, la arena, la piedra, la grava, aditivos específicos, químicos que previenen determinadas roturas o permiten una mayor impermeabilidad, colorantes, etc.

Normalmente el hormigón impreso viene reforzado por estructuras de acero. Esto es muy útil y se usa sobre todo en zonas de pavimentación del estilo público, por donde normalmente se necesitarán un mayor apoyo a las cualidades de resistencia y dureza para combatir el desgaste y erosión que provoca el paso de los peatones o vehículos de todo tipo y carga.

Su composición ya la hemos numerado en el primer párrafo, pero no deja de ser interesante por sus propiedades maleables y por eso es un producto muy utilizado hoy en día.

Usos del hormigón impreso Illescas

El hormigón es un material que ha cobrado una gran funcionalidad a lo largo de los años y por tanto se divide en distintos sectores. Podemos encontrar uso de hormigón impreso en casi toda Europa y no es de extrañar por el precio tan asequible que ofrece, algo que comentaremos en los siguientes apartados.

El hormigón impreso también suele llamarse pavimento impreso, esta es la forma común de llamarlo adquirida básicamente porque se empezó a implementar de cara a la pavimentación de suelos públicos. Hoy por hoy se encuentra tanto en construcciones públicas como privadas y ha adquirido gran fama entre los distintos arquitectos del mundo.

La construcción en sectores domiciliarios con el hormigón impreso ha causado un gran impacto sobre todo con el uso de hormigón impreso al estilo Pavalex, que nos ofrece acabados particulares y muy semejantes a los materiales nobles que se utilizan para dar a las casas un aspecto rústico o más detallado.

Este último aspecto es interesante de comentar. Los materiales nobles son bastante caros por lo general y suelen suponer un problema también para la seguridad del cliente. Los materiales nobles más utilizados suelen ser la pizarra, la calcita o el mármol. Este tipo de materiales tienen un aspecto magnífico, pero suponen también un quebradero de cabeza bastante importante.

El hormigón impreso permite copiar la estética de estos materiales con el beneficio del abaratamiento en su aplicación y la gran resistencia que ofrece.

Hormigón impreso manta

Aplicación del hormigón impreso

Esta técnica suele aplicarse con un mortero endurecedor, esto significa que antes debe prepararse bien el hormigón que se va a aplicar. Por tanto, antes de la aplicación que nos interesa hacer sobre una base estable, debemos tener en cuenta si ese hormigón tendrá algún color determinado.

Por ejemplo, si queremos hacer un acabado que simule la pizarra, deberemos entonces cuidar que el hormigón sea negro, pero también brillante.

Para hace esto existen diversas maneras de pigmentarlo. Lo que normalmente se suele pimentar es el cemento y seguidamente se añade la mezcla. Para dicha pigmentación se utilizarán obviamente un determinado repertorio de sustancias químicas que confieran el aspecto deseado.

A parte del negro podemos encontrar colores que van desde el verde, hasta el amarillo o el rojo orgánico. SI queremos tocar zonas interiores como el ejemplo de la pizarra tenemos colores oscuros como el negro, marrón café o algún azul de tipo inorgánico.

Una vez tengamos el color establecido lo que normalmente se hará es aplicar el hormigón ya bien formado en una superficie bien nivelada y plana. Sin embargo, según las preferencias del cliente el hormigón impreso puede también aplicarse en superficies verticales que también deberán estar bien niveladas.

El estado del hormigón para ser aplicado debe ser fresco, por lo tanto, antes de aplicarlo también deberemos tener muy claro lo que queremos, haber tomado bien las referencias y medidas con la mayor exactitud posible y haber mirado que el material sea resistente y duradero.

Precio del hormigón impreso en Illescas

El precio del hormigón impreso ha bajado bastante en estos últimos años. Hace veinte años se veía como una técnica muy innovadora y que pocos se atrevían a utilizar sobre todo para interiores.

Hoy por hoy es una técnica bastante utilizada y su precio se calcula mediante los metros cuadrados. Cualquier empresa por lo general te ofrecerá un precio no solo acorde al metro cuadrado simplemente sino también a los tipos de materiales empleados.

Por lo general en Castilla la Mancha encontraremos una oscilación de precios que fluctúa entre los 18 y 35 euros.

Como hemos dicho dependerá bastante de los materiales que utilice la empresa. Los precios más altos claro está ofrecen un producto mucho más perdurable, así que dependiendo de donde quieras aplicar tu hormigón impreso te convendrá más o menos una instalación cara o barata.

SI hablamos de suelos muy concurridos lo recomendable es contratar una empresa que utilice un material muy bueno. Pero si se trata de superficies de interior menos usadas que a lo mejor solo quieras que tengan un uso más decorativo, estaremos hablando de una instalación que apueste más por la estética y no tanto por la resistencia.